Gonzalo contratando un servicio de masajes con chocolate en mataro para Sheila

masajes en mataro Gonzalo es un chico de veintinueve años que hace cinco años que está trabajando como agente de seguros en una importante empresa de seguros donde se encarga de gestionar el contacto con las empresas clientes de Barcelona y alrededores y este chico desde hace cuatro años está viviendo con Sheila, una chica de veinticuatro años a la que conoció en la panadería donde todavía trabaja esta chica que lleva varias semanas con muchas ganas de hacerse un masaje con chocolate así que como Gonzalo tiene media hora para merendar y no le apetece nada más que tomarse un café con leche corto de café, lo va a aprovechar para coger su teléfono móvil para buscar un centro de masajes en mataro así que se va a meter en la web de un servicio de masajes con chocolate en mataro y va a pedir hora para el viernes que es el día que su novia Sheila tiene fiesta en la panadería para que vaya a darse ese masaje que tan relajada y contenta la dejará pero después Gonzalo se va a meter en la página del Mundo Deportivo donde se va a enterar de que el Deportivo de la Coruña estaría negociando con el Valencia la cesión de Diego Alves, portero que no cuenta para Marcelino por lo que no gozará de minutos en el equipo valenciano mientras que el Deportivo de la Coruña le garantizaría ser titular.